Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Quisto Ladio blog
El blog de Pico para compartir con el mundo
14 de Octubre, 2010 · General

El tesoro sin dueño

XIX

La inevitable somnolencia lentamente va haciendo estragos sobre mi humanidad. Los ojos se vencen solos, las extremidades tienden a aletargarse y solo el descanso se impone en esa fría noche pampeana de algún junio.

  No obstante, hay que seguir, hay que obtener algunos de esos eficaces y difundidos remedios tan populares entre quienes trabajan a deshoras o los estudiantes que luchan contra el tiempo, frente a un impostergable examen de rigor.

  No hay caso, en los recodos de Internet nadie ofrece un elixir maravilloso o unas contorsiones adecuadas que lo alejen a uno de los acariciantes y seductores brazos de Morfeo…

  Entre escalofríos, reconocí finalmente un solo camino para intentar superar mi adormecimiento, salir a pasear bajo la helada pampeana. Así lo hice.

  Llegué hasta la plaza 25 de Mayo, la recorrí por sus cuatro costados, por su centro y creo que hasta dialogué con el Libertador, a fin de distraer mi atención puesta fijamente en cualquier aposento que pudiera presentarse.

  Seguí por Córdoba intentando recordar la poesía de alguna canción de moda, pero solo logré exhalar un lánguido silbido en versión tango congelado. A mis manos, las notaba contraídas en el fondo de los bolsillos de mi sobretodo negro de tantas campañas. De los pies no voy a referirme, ya que no podía advertir su existencia concreta acompañando mis pasos por las duras baldosas de los corralones bellvillenses.

  Ya a dos cuadras del paseo público céntrico, recordé que por ahí había existido otra plaza, al decir de mi amigo ficticio, producto de algún tipo de desvarío que supiera azotarme pocos meses atrás, el historiador don Agustín, “el que vino de lejos”.

   Claro está que, todo ese tipo de información de otros siglos que ahora poseo, no pudo ser invento de mi psiquis averiada, ni mis conductas esquizoides, al decir de los facultativos que calificaron mi talante. Algo hubo…Pero no debe ser muy conveniente para mi restablecimiento mental el retornar sobre esos tópicos, creo que no…

   A decir verdad, por la altura del 500 al 600 de, la entonces avenida, Córdoba, supo haber otra plaza, cuyo terreno fue oportunamente donado por Abelardo Bayona y la Municipalidad la arboló y cercó destinándola para la localización de juegos para niños.

  Sucedió que, la donación mencionada, no pudo ser oficializada en vida del benefactor Bayona y al no haberse escriturado convenientemente, el predio de 130 metros por 130, fue reclamado por sus sobrinos, al momento de su desaparición física.

  Dio la casualidad histórica que, uno de ellos, Vicente, alcanzó pocos meses después el cargo de intendente de la población y en uno de sus primeros actos de gobierno, presentó un proyecto destinado a hacer reconocer por el Concejo Deliberante local, sus derechos sobre el terreno en que estaba erigida la plaza.

  Tal propósito no pudo ser materializado dado que en el recinto legislativo no logró alcanzar la mayoría, de manera que debió enrollar su proyecto y archivarlo a buen recaudo.

  El traspié no lo amilanó y envestido de nuevos bríos, más audaces todavía optó por una solución definitiva. Una mañana de agosto, la plaza de los juegos para niños, amaneció invadida por operarios comunales que se ocuparon prestamente de arrancar la arboleda existente y arrasar cada uno de los entretenimientos infantiles. Por otra parte una larga fila de carros arribaba al lugar conteniendo millares de ladrillo, más cal y arena a granel.

  Como hormigas, constructores contratados, trabajaron sin descanso cavando cimientos y, en menos de un mes, lograron techar un edificio de 450 metros cuadrados.

  Los habitantes del poblado, enloquecidos de ira, protestaron airados, haciéndole apropiado eco la prensa local y el Gobierno de la capital provincial.

  Un largo año se debió esperar para intentar desalojar al intruso lord mayor. Cumplido ese lapso, la posesión quedaba firme. Y así fue. La oposición desistió de iniciar juicio.

  Conseguido su firme deseo, Vicente Bayona renunció a su cargo y se mudó a sus modernas, cómodas y céntricas dependencias, sin temer escuchar el llanto de los niños que se habían quedado sin lugar de juegos.

  Antes de su repentina renuncia y después de su intempestiva intención de favorecerse en el Concejo, Vicente Bayona, como intendente en ejercicio, no dejaba descansar alas cuadrillas municipales ya que  por su repentino deseo, hizo abrir una calle en el sitio donde primitivamente existió el solar del pionero sargento Lorenso de Lara. Hoy calle Sáenz Peña, la nueva arteria venía a extenderse por dos cuadras entre lo que fuera la viieja ibglesia del pueblo y su antiguo cementerio.

  Los peones cavaban hasta un metro con sus azadones en la fecunda tierra americana. Todo marchaba según los cálculos de Bayona que era tan afecto a la obra pública como a la privada.

  En una de esas…Un peón se topó con un objeto extremadamente duro en medio de su cavidad. Extrañado, pensó que podían ser restos de algún originario difunto, pero prontamente advirtió la naturaleza de su hallazgo.

  Se trataba de una botija de arcilla de generosas dimensiones, herméticamente cerrada. Las tareas se interrumpieron y todo el mundo allí presente se dedicó a averiguar el contenido del pesado jarrón.

  De un solo golpe de pala, el rudo operario deshizo la pieza de barro cocido y desde su interior, saltaron por todas partes los llamados “patacones” de plata, moneda fuerte de una época pasada. Se trataba, claro está, de una fortuna en mineral, uno de esos golpes de suerte que no se dan todos los días en la vida de un obrero. Inmediatamente, la nueva propiedad del tesoro no se discutió. Todos los obreros ayudaron a juntar moneda por moneda y las entregaron al favorecido por el destino. Éste, sin pestañear, amontonó todo lo mejor que pudo y lo subió a una carretilla, para recorrer el larguísimo camino hasta su humilde morada.

   Se hablaba de un total entre los 3 mil y 4 mil pesos fuertes, lo encontrados por el ex empleado municipal.

  Lo que sigue me lo narró en los mismos términos, el locuaz don Agustín. Yo le prestaba oídos y crédito, en similares proporciones. Era mi ídolo literario y anecdótico, sin ir más lejos.

  “El nuevo rico comenzó a contar sus monedas apilándolas en columnas de a diez con la fruición que es de imaginarse y en esto estaba cuando sintió detenerse un coche en la puerta, del cual descendió el secretario de la Municipalidad que era español. ‘¡Vengo a llevarme el botijo! –le habría dicho, por que según la ley tal, inciso cual, ese tesoro pertenece a la Municipalidad por haberse encontrado en la calle pública… ¡A ver! ¡Álcenlo al coche!’.

  El hombre no salía de su asombro, pero ante el abrumador despliegue de órdenes y ordenanzas del amanuense, solo atinó a entregar el jarrón, con lo que quedaba en su  interior, lo cual era bastante…” –me relató, tal cual, el historiador.

  Nunca, jamás, por ninguna causa, motivo o circunstancia quedó inscripto en los libros comunales, el asiento del ingreso de esa fortuna sin dueño. Del secretario, ni su apellido perduró, solo trascendió los almanaques el nombre y apellido de su jefe por poco tiempo: Vicente Bayona.

Palabras claves , , , ,
publicado por pico a las 17:30 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

David Picolomini

Bienvenidos !!!!!


En este espacio intentaré poner a consideración de la red mis principales inquietudes y labores. Cuento con la ingeniosa, inteligente, desinteresada y amable colaboración de todos quienes acierten a pasar delante de él.

Gracias, no se hubieran molestado!!

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» General (42)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
» www.diariomarca.com.ar
» www.nosotroscordobeses.com.ar
» www.weblogclarin.com/puebloapueblo
» Revista Hortensia
» Mayra Benejam
» La Nueva Opinión
Más leídos
» El club de los corazones destrozados
» El fantasma andaba en auto
» Nosotros Cordobeses
» presentacion de libro Canal 2
» presentacion de libro (Diario Marca)
» RELATOS DE BELL VILLE PASEARON POR LA FERIA DEL LIBRO
» Revista Hortensia
» UN QUISTO LADIO EN FRAYLE MUERTO
» Un Quisto Ladio en Frayle Muerto
» Un Quisto Ladio en Frayle Muerto
Se comenta...
» Un Quisto Ladio en Frayle Muerto
2 Comentarios: María de los Ángeles, maria de los angeles araquistain
» UN QUISTO LADIO EN FRAYLE MUERTO
1 Comentario: Diana
» El club de los corazones destrozados
1 Comentario: Roberto
» La maestra y el jefe de Policía
1 Comentario: graciela saez
» Un Quisto Ladio en Frayle Muerto
1 Comentario: Marcelo Cabred
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad